Protégete del Alzheimer haciendo ejercicio físico regular: quienes lo practican más de 3 veces por semana presentan menor proporción (13%) de esta demencia que quienes no lo practican regularmente (19,7%). (Annals of Internal Medicine, 144,pp 73-81) ...
Envejecimiento Activo > Cuide su mente
La mente es el centro, el “alto mando”, de toda nuestra actividad; sencillamente, lo que pensamos, lo que sentimos, lo que hacemos, todo ello está regulado por nuestra mente. El órgano básico y esencial de nuestra mente está en nuestro Sistema Nervioso y, en muy buena medida, el órgano de nuestra mente es nuestro cerebro.

Si bien decimos que toda actividad humana está regulada por nuestro cerebro, tal vez la actividad más puramente mental es lo que los psicólogos llaman la actividad cognitiva, no solo incluye lo que pensamos sino también cuales son los procesos, las estrategias, las competencias y aptitudes e incluso las estructuras que consideramos tienen que ver con esas actividades cognitivas.

En definitiva, cuidar nuestra mente es cuidar de que nuestro funcionamiento cognitivo siga en plena forma a lo largo de toda la vida, también en la vejez. El dicho latino de “mente sana en cuerpo sano” quiere decir que debemos cuidar nuestra mente como cuidamos el cuerpo.
El funcionamiento cognitivo cambia de una manera extraordinaria a lo largo de la vida, ello es algo fácilmente observable por los padres, los maestros. No cabe duda de que el desarrollo cognitivo que ocurre en las dos primeras décadas de vida (desde el nacimiento a los 15/17 años) es inmenso y esencial para el funcionamiento cognitivo posterior pero, ¿qué pasa después?

Los autores coinciden en afirmar que a lo largo de la vida, después de las dos primeras décadas, algunas funciones cognitivas declinan poco a poco (por ejemplo, los tiempos de reacción) y otras siguen incrementándose (por ejemplo, nuestros conocimientos) hasta el final de la vida en ausencia de patologías de nuestro sistema nervioso.
¿Qué hacer para mantenernos “en forma”?, especialmente nuestra mente, nuestro funcionamiento cognitivo. A lo largo del proceso de desarrollo humano Cuando estimulamos a nuestros hijos mediante móviles en la cuna, les llenamos de juguetes “inteligentes”, los llevamos tempranamente a un centro educativo, y estamos tratando de desarrollar sus capacidades cognitivas, intelectuales, estamos tratando de optimizar su funcionamiento cognitivo.

El aprendizaje que ocurre a todo lo largo de la vida es la forma de optimizar el funcionamiento cognitivo. La educación, el trabajo, la actividad humana en general está propiciando la optimización de nuestros recursos cognitivos a lo largo no solo de las etapas de máximo desarrollo sino, también, de toda la vida.

¿Qué pasa cuando se produce declive, es decir, cuando existe déficit en el funcionamiento cognitivo y, por ejemplo, nuestra capacidad de memorizar no es tan buena como antes? La respuesta es clara: este déficit se puede compensar a través de nuevos aprendizajes y ello por cuanto nuestro Sistema Nervioso Central es extraordinariamente plástico, se ajusta a cambios tanto positivos como negativos en el entorno.
Test Cuide su mente
¿Cómo cuida su mente?
Conecta con facebook Conecta con twitter Conecta con flickr Conecta con Youtube

Texto Legal